Que el rojo de nuestra bandera sea diezmado por el blanco de la paz

Por: Carolina Tautiva Bouteiller.

El 26 de Octubre de 2016 se ha convertido en un día histórico para Colombia y ésto por dos razones. Primero, porque después de 52 años de conflicto armado entre las FARC y el Estado colombiano, miles de muertos y víctimas de la guerra y múltiples intentos fallidos de llegar a una paz negociada con este grupo subversivo (9 según el especialista Mario Ramirez-Orozco), finalmente, y tras 4 años de negociación en la Habana – Cuba, se ha conducido a la firma del acuerdo final de paz entre el presidente de la república de Colombia como representante del pueblo colombiano, y el comandante en jefe de las FARC-EP.

i0000xyvhhnxpybejpg

Segundo, porque es la primera vez en la historia de la guerrilla, que ésta pide perdón públicamente por el daño que ellos, en medio de la guerra, pudieron haber causado a los colombianos. De la misma manera que el proceso de paz, este hecho es un comienzo para que tendamos puentes, asumamos y aceptemos responsabilidades de ambas partes, construyamos un perdón sincero, sanemos heridas viejas y nuevas, pero sobretodo para que nos levantemos como ese pueblo fuerte unido y echado pa’lante que no se queda sumido en la primera tempestad.

El evento de la firma del acuerdo de paz, que se llevó a cabo en Cartagena de Indias, estuvo cargado de emociones sinceras por parte de muchos colombianos. La mayoría de ellos, víctimas directas del conflicto, que en sus rostros dibujaron una sonrisa de esperanza al contemplar la idea de poder volver a sus tierras abandonadas, al imaginar que esta guerrilla NUNCA MÁS repetirá el daño que hizo, al poder decirse: no habrá un muerto más, ni civil, ni soldado, ni guerrillero, pues los guerrilleros también han soñado con la posibilidad de llevar una vida normal reinsertándose a la vida civil.

cnnespanol.cnn.com

Recordemos que la génesis de esta guerrilla, se da en un contexto internacional de la Guerra Fría e influencia de la Revolución Cubana en el continente americano y en lo nacional, en un ámbito plagado de violencia partidista,  pero sobretodo un espacio político cerrado a la izquierda por el terror del “enemigo común”: el comunismo. Dicho ambiente de censura permitió de una parte, la lucha armada como única vía de expresión política contra las injusticias estructurales del Estado colombiano, y de otra, la insurrección guerrillera para derrotar al Estado y llegar al poder. De ahí, que  NO sea descabellado que el actual acuerdo de paz otorgue participación política a las FARC. Este movimiento insurgente es desde sus orígenes una organización política que busca acceso al poder, o sea a la política, pues la política es el estudio de las relaciones de poder (Bobbio).

La paz con engaños es la que deja un sabor de frustración cuando, luego de firmar un papel y publicar una foto con el apretón de manos, no existe plan de reinserción social y política.

La paz con las FARC propuesta por Belisario Betancourt (1982-1985) fracasó debido al exterminio sistemático de los miembros de la  Unión Patriótica (UP) y la toma del Palacio de Justicia en 1985.  Más adelante, entre 1989 y 1991 se celebraría la paz con el movimiento insurgente del M-19 y sus miembros hicieron parte de la Nacional Constituyente que creó la constitución de 1991.

Durante el periodo preelectoral, el precandidato presidencial Andrés Pastrana, que por cierto, ya había sido derrotado en la campaña  anterior a la presidencia frente a su contrincante Ernesto Samper (1994), hizo una jugada política dialogando secretamente  con los jefes de las FARC del momento. Este hecho inundó a los colombianos de esperanza de paz, así que Andrés Pastrana gana la presidencia en 1998 e inicia los “diálogos del Caguán” con esa guerrilla. Para ello, se desmilitarizaron 42.000 km2 en el Caguán, territorio equivalente a la extensión de Suiza. Los diálogos fracasaron debido al incumplimiento de lo acordado por parte de las FARC. Esto dejó profundas heridas en el pueblo colombiano que fue defraudado una vez más. Durante este periodo, las FARC se fortalecieron militar, territorial, estratégica y económicamente.

lanacion.com

Durante el  gobierno de Álvaro Uribe, existieron intentos de acercamiento con la guerilla pero no se logró ningún avance para la paz. Sin embargo, se firmó la paz con las AUC (Autodefensas Unidas de Colombia) el grupo paramilitar mas importante al mando de los hermanoCastaño.

Así es que crecí viendo las  crudezas del conflicto, pero creo que a pesar de su cotidianidad, nunca me acostumbré a ellas y siempre soñé con el día en que este conflicto llegara a su fin. Considero que ese día está más cerca que nunca. Paradójicamente,  los anuncios del proceso de paz no se han recibido con total unanimidad en el país, al contrario, han generado una gran polarización, una polarización nociva y hostíl.

eltiempo.com

La paz, se está instrumentalizando, es decir, se ha convertido en instrumento o medio político para lograr otros fines como hacer oposición al gobierno actual,  recuperar popularidad política por medio de propaganda, emitir discursos populistas que generan un miedo generalizado al “enemigo común”, el castrochavismo como en plena Guerra Fría y crear división política y sectaria en el pueblo  entre los que apoyan los acuerdos de paz y los que no. Y es que me pregunto, ¿la paz con esta guerrilla le pertenece a un político?, ¿a Uribe?, ¿a Santos?, ¿a la izquierda?, ¿a la derecha?, No, un NO rotundo y definitivo, esa paz tan anhelada no nos la podrán arrebatar, porque no es roja, no es azul, es tricolor, tiene la bandera de un pueblo que está cansado de vivir en una lucha fratricida. Esa paz, tiene el nombre de todas y cada  cada una de las víctimas, tiene el nombre de todos y cada uno de los colombianos que queremos la paz, la soñamos y ya la vemos, pero tienen miedos y reservas. Esa paz es de todos.

Finalmente, en ningún acuerdo alguna de las partes gana el todo, debemos llegar siempre a puntos medios de conciliación, aunque sea con nuestro archienemigo y ese sea un monstruo miserable. Hay que negociar, el dialogo será siempre mejor salida que el enfrentamiento. Permitamos este domingo 2 de octubre que el rojo de nuestra bandera sea diezmado por el blanco de la paz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s