Un colombiano mochileando en Singapur

Por: Esteban Daza

Muchos mochileros saltan Singapur cuando están recorriendo el Sudeste asiático, pues creen que es demasiado cara, pero con un poco de creatividad se puede acomodar el presupuesto y disfrutar de todo lo que la urbe más costosa del mundo tiene para ofrecer.

Desde que crucé las puertas del aeropuerto pude sentir la calidez de la gente de una ciudad donde la multiculturalidad es la protagonista. Una pareja de filipinos me ayudó a tomar el metro para poder llegar a mi hostal ubicado en Little India; si están buscando alojamiento económico y limpio este es el lugar. Y muy diferente de lo que se pueda llegar a imaginar, este sitio no es tan caótico; todo esta lleno de color, de puestos de frutas y vegetales y de compraventas de oro. A pesar de que “la pequeña India” siempre está muy llena, es interesante conocerla pues las personas y construcciones que se ven allí contrastan con el resto de la ciudad. Una vez en el hostal, la dueña, también de Filipinas, me ofreció cena a  pesar de que en el precio de la habitación sólo estaba incluído el desayuno. ¡Empecé mi visita con pie derecho!.

Al día siguiente hice lo que toda guía de viajeros recomienda: subir al Marina Bay Sands. Sin duda es una experiencia única; la imponencia de su estructura y la calidad de las vistas que ofrece hacen valer los 15 dólares que hay que pagar, ya sea sólo por subir o por beber algo en alguno de los restaurantes.

IMG_7804

Pero no todo es tan caro como en el Marina Bay. El lugar idóneo para comer, cuando se lleva presupuesto de mochilero, es Chinatown. Por seis dólares se consiguen platos sabrosos y de buen tamaño. Además tendrá la oportunidad de ver otra cara de Singapur, pues la comunidad china es gigante así que esta zona es muy importante. Todo está lleno de locales de venta de tecnología y recuerdos a precios razonables. Vaya lleno de paciencia, pues este lugar puede llegar a ser bastante congestionado.

Esta ciudad es maravillosa a cualquier hora del día, pero sin temor a equivocarme, puedo afirmar que Singapur enamora en la noche. Los shows de luces en los árboles artificiales de Gardens by the Bay y las proyecciones en agua en frente del museo de artes y ciencias, se convirtieron en recuerdos que permanecerán en mi mente por siempre.

IMG_7803

Mi visita coincidió con la celebración de año nuevo chino, y aunque todo estaba muy lleno, hubo más pros que contras pues el ambiente de la ciudad era bastante agradable.

Esa noche mientras esperaba los juegos pirotécnicos en frente del Marina Bay, me hice amigo de un mochilero suizo y al cabo de unas horas estábamos hablando con algunos miembros del personal de uno de los restaurantes de la zona, quienes nos invitaron a cenar mientras llegaba la media noche. En mi viaje por el Sudeste Asiático visité más de diez ciudades, pero una cena gratis solo la encontré en Singapur.

IMG_7801

Que el ambiente de la ciudad no sea tan mochilero como en otros destinos de la zona -por el permanente temor a gastar más de la cuenta- hace de la experiencia una aventura aún más interesante; especialmente si se está viajando solo como lo hice yo.

A pesar de que estuve por mi cuenta la mayor parte del tiempo, Singapur ofrecía algo nuevo por descubrir en todo momento. A una hora en tren desde el centro de la ciudad está Chinese Gardens, el lugar más tranquilo que encontré durante mi viaje y sin duda uno de los que más pude disfrutar. Todo el diseño del lugar está basado en el arte de la jardinería china. Bonsáis, fuentes y arquitectura tradicional china hacen de este lugar una excelente opción para desconectarse de la congestión de la ciudad.


Como mencioné al inicio, mi paso por Singapur empezó con pie derecho y finalizó con broche de oro: En mi última tarde en este lugar, contacté a través del grupo de Facebook – Colombianos en Singapur –  a Natalia Angel, una de las integrantes de este portal y líderes de la comunidad colombiana en la ciudad.

Nos reunimos para almorzar en un pequeño restaurante indio ubicado en el primer piso del edificio donde ella vive junto con su esposo, fue algo así como probar comida india casera. La gentileza del dueño del lugar me hizo recordar esa camaradería que se encuentra en cualquier lugar de nuestro país. Después del almuerzo en el que conversamos acerca de su experiencia viviendo allí, coincidimos en que si algo le falta a Colombia para llegar a ser un país tan avanzado y conservado como Singapur es sentido de pertenencia, pues tanto singapurenses como expatriados cuidan de la ciudad y ayudan a que las reglas se cumplan: nadie tira basura en las calles, ni se cruza los semáforos, no hay una calle o parque deteriorado pues la inversión en infraestructura es evidente y el proporcionar lugares para el esparcimiento familiar parece ser vital para el gobierno local.

En Singapur las reglas se cumplen, y no sólo porque por todo hay multas. Las personas actúan coherentemente con lo que buscan: una ciudad con calidad de vida para todos. No basta con decir que nos sentimos orgullosos de ser colombianos; se trata de cuidar nuestro entorno, ayudar a preservarlo y exigirle a las autoridades el cumplimento de las normas que nos garanticen un estándar de vida óptimo. Es decir, nos hace falta mano dura y reglas más severas para quienes atenten contra el bienestar de los demás.

Natalia, y en general toda la comunidad colombiana en Singapur, son de esos compatriotas que nos hacen sentir que aún podemos crear una buena imagen de nuestro país, pues a pesar de estar a miles de kilómetros de su tierra, tratan de transmitir los rasgos más valiosos de nuestra idiosincrasia a todo aquel con el que tienen la oportunidad de compartir, haciendo que más de un extranjero se enamore de nuestra cultura y lo más importante, de nuestra gente.

Anuncios

4 comentarios en “Un colombiano mochileando en Singapur

  1. No soy Colombiano pero me gusto tu nota.Soy Argentino y viajo en breve a Singapur y otros lares.Te hago una pregunta, conoces algun guia en español en Singapur?

    Me gusta

  2. Excelente tu descripción y aventura y con esas fotografías tan padres, de ese maravilloso país, soy mexicano y aspiro un día conocerlo, lo tengo mucho en mi mente, conocer esa maravilla y su gente, te felicito mucho por tu aventura y que además, te salio tan bien, sólo espero conocer Singapur pronto, recibe mis mejores saludos amigo. bye

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s